ANTHONY VIZCAYA, UN BRAZO CLAVE EN EL BULLPEN MAGALLANERO
Gerald Balza Martes 15 de Enero de 2019

Con pocas credenciales y corta experiencia en la LVBP, llegó Anthony Vizcaya a los Navegantes del Magallanes. En principio, parecía ser un oxígeno para los brazos bucaneros, pero, rápidamente por sus actuaciones y polivalencia en el montículo, se convirtió en la primera opción del bullpen para el manager Luis Dorante.

“Él ha hecho un gran trabajo. Se ganó la confianza para traerlo en cualquier situación”, destacó el timonel turco, apenas la nave logró la clasificación a la semifinal ante Tigres de Aragua, juego en el que Vizcaya volvió a resaltar y se apuntó la victoria.

El derecho barquisimetano, con solo 11 apariciones en la pelota criolla antes de arribar a la nave, se subió al barco a principios de diciembre, proveniente de la Liga Colombiana de Beisbol Profesional, circuito en el que defendió los colores de los Leones de Montería. Su debut con Magallanes, marcó el camino para ser la principal carta en el relevo naviero.

“Me dieron la confianza en el juego ante Caribes, que lancé tres innings y, a partir de allí, empezó todo”, expresó el diestro, refiriéndose a su primera aparición con los bucaneros el 5 de diciembre, cuando demostró su estirpe como lanzador, al retirar a nueve de los 12 bateadores que enfrentó de la fuerte toletería anzoatiguense.

Desde ese día y, hasta el final de la ronda regular, solo Pedro Rodríguez (10) en los Navegantes, tuvo más apariciones que él, al lanzar en dos juegos menos que “El Amolador”. Al final, terminó la eliminatoria con 0-1 y 4.61 de efectividad.

La confianza en él no se disipó con el inicio de la postemporada, por el contrario, Dorante siguió creyendo en su capacidad para sacar outs como relevista, utilizándolo hasta ahora, en seis de los nueve desafíos de los filibusteros en los playoffs, lo que le convierte en el serpentinero del equipo eléctrico con más actuaciones en dicha fase del campeonato.

Y es que Vizcaya, no se ha amilanado por tratarse de su primera experiencia en unos playoffs en Venezuela. Suma dos de las cuatro victorias del Magallanes en esta instancia, con 0.90 de efectividad, producto de una sola carrera limpia permitida en 10.0 innings.

“La clave ha sido siempre atacar a los bateadores, cambiar el primer pitcheo por strike. Enfocarme en la mascota del catcher. Mi confianza está en el receptor, sea (Jesús) Sucre o (Luis) Torrens. Todo lo que hacemos en la semana practicando, lo llevamos al juego y eso ha sido importante”, destacó el pitcher, de 25 años de edad.

La versatilidad de Vizcaya, ha sido importante para su utilidad en el Magallanes, dándole la libertad a los técnicos turcos, de ser usado en cualquier rol durante un compromiso.

“Creo que a él le gusta cualquier tipo de situación, sea comenzando un inning desde cero o cuando entra en un momento con hombres en base. Él se siente confiado de que puede salir del inning”, opinó el coach de pitcheo de la nave, Stu Cliburn.

Ciertamente, el larense ha entrado en diferentes situaciones en los playoffs, y ha mostrado la capacidad para resolver, sea cual sea el escenario. Iniciando una entrada, suma 1.2 innings, con solo un hit permitido. Con bases vacías, posee 3.2 episodios en blanco, con tres inatrapables concedidos, mientras que, con algún corredor en circulación, acumula 3.2 actos sin permitir rayitas, con un boleto y par de ponches.

“Sea con corredores en bases o no, yo salgo con la misma agresividad. También dependiendo de cómo esté el score, uno va trabajando a la medida del juego”, consideró Vizcaya, que jamás imaginó ser de las primeras opciones que manejara el manager Dorante para relevar.

“No lo pensaba así, pero sí me enfoqué en trabajar de la misma manera que lo estaba haciendo en Colombia, pero con más agresividad, porque aquí es más profesional”, sentenció.

El control sobre los bateadores ha sido abrumador en esta etapa, permitiendo que se le hayan embasado solo seis rivales –cinco por hits y uno por boleto- de 35 a los que se ha medido.

“Eso se debe a que está entrando a los juegos y está lanzando su primer pitcheo en strike, ataca la zona y tiene un muy buen comando con su recta, que la mezcla bien con sus pitcheos quebrados. Le gusta asumir retos y ha sido una gran fortaleza en nuestro bullpen”, exclamó Cliburn.

comments powered by Disqus