Oro y Paz: Se viene el final con alta montaña en Manizales
Eddy Marin Domingo 11 de Febrero de 2018

La carrera Oro y Paz nació con incertidumbre y dudas en septiembre del año pasado. Hoy, a falta de una etapa, la organización, la gente y los ciclistas hicieron que ya se anhele la segunda edición. Con la disputa del título se cerrará este punto de quiebre en la historia del ciclismo colombiano que obligará a hacerlo mejor el próximo año, a tener más invitados y a comenzar una cultura del respeto para los aficionados, del amor por la bicicleta para los niños y del apoyo incondicional para los que están empezando.

En medio de la alegría y la nostalgia se correrá la última etapa que terminará en Manizales. Tendrá tres sprints especiales, tres premios de montaña, y 187 kilómetros antes de llegar a Chipre en la capital de Caldas a una altura de 2202 metros sobre el nivel del mar. Manizales, la más fría de las ciudades del Eje Cafetero cerrará con el primer campeón de la competencia.

Se espera la asistencia masiva del público y un apasionante remate. Los 20 kilómetros de ascenso con una inclinación promedio de del seis por ciento se verá en la carretera como el desafío de cuatro combatientes que pelean por el premio mayor, la camiseta rosada y el privilegio de tener en su biografía el título de primer campeón de la Oro y Paz.

Nairo avisó que iba a ser difícil y muy luchada, aunque la subida se adapta a sus características. Es larga y explota solo en los últimos kilómetros que es donde la inclinación se hace un poco más fuerte. El ciclista del Movistar prometió seguir dándolo todo para llevarse el título. También Egan Bernal que se vio muy bien en la subida en Salento, “nosotros tuvimos la iniciativa, queríamos hacer la carrera dura y al final nos acercamos en la general y eso es bueno para Manizales”, dijo el joven del Sky.

Darwin Atapuma y Jarlinson Pantano están lejos en la clasificación general, sin embargo, también podrían dar una sorpresa en la etapa, “los que están ahí a segundos tendrán una subida de 15 kilómetros que marcará la diferencia porque la de hoy no hizo que la general cambiara mucho en cuanto a tiempos entre uno y otro”, dijo Atapuma, quien perdió tiempo en la llegada a El Tambo por un problema mecánico y está a más de tres minutos del líder.

Por su parte, Jarlinson espera que el uniforme de la Selección Colombia sea protagonista en la última etapa, “esperamos estar adelante, intentar entrar entre los primeros, hay un nivel bastante alto pero seguro lo vamos a intentar”, dijo el vallecaucano que está a 1:14 minutos de Nairo.

La montaña es la esencia del ciclismo y la Oro y Paz ha vivido dos etapas inolvidables en dos santuarios que solo habían sido probados por los equipos colombianos en la Vuelta a Colombia o en las competencias locales de los departamentos de Risaralda y Quindío. En Manizales habrá otro show de buen ciclismo. Hay todo para tenerlo y para terminar la primera edición de la carrera más importante de Colombia con mucho más de dos mil metros de altura.

comments powered by Disqus